diciembre 26, 2007

Sus piernas galácticas dibujando tijeras.
Esas columnas jónicas doradas.
Sus rodillas ascendiendo cada día.
La sonrisa abriéndose
en su almacén.
El incendio eterno en su falda.
Cuando le cuenta a su detective.
Como un gato en sus ojos.

diciembre 21, 2007

Un perro de porcelana
en la vidriera
me sorprende con tus ojos.
Así te ví la primera vez.
Un eco de jade me llama a cruzar la calle.
Frente a la tienda de antigüedades.
Entre jarrones chinos que florecieron.
Biombos de laca que te ocultaron.
Doncellas en los cuadros que
se sonrojaron por tu presencia.
El piano Steinway inició su vals.
Y el carrousell giraba mareado.
Eché andar con el perro de jade.
La vidiera rota detrás.
Hoy duerme a mis pies
con los mismos ojos.

diciembre 11, 2007

Una mujer húmeda en tierra muerta.
En la zanja vestida de trinchera.
Entre carrouseles de deseos.
Abismados sus héroes y fantasmas.
Abre las cortinas, las despeja
para que entre quien quiera entrar.
Para viajar a la isla del guiño de luz.
Mientras diseña crucigramas que salvan vidas.

diciembre 10, 2007

Tema 6: Blues de entrecasa

Bajo de mi cama en cueros
sin saber qué día es.
Entro al baño y me ducho
como cada mañana.
El frío del agua me traiciona
y el cuerpo me denuncia.
Las toallas húmedas
un viejo pantalón.

Quiero escuchar música
en la radio de silencio.
La batería desaparece
con tu recuerdo en el éter.

No veo muy lejos.
Miro por las hendijas.
Que consigo abrirle a la vida.

El agua esta fría.
No voy muy lejos.
Siempre detras del día que inicia.

A buscar su sentido.
A recordar y olvidar mi nombre.
Entre autos, oficinas, carteles que caen.

A correr en la calle.
Donde buscarte.

Llego a casa
y abro la ducha como cada noche.
El agua rebota en la cortina
y salpica a mis pies.
Cambia el día y no cambia el sueño.
Cambia el sueño y no cambia el día.

El agua esta fría.
No veo muy lejos.
Cambia el día y no cambia el sueño.
Cambia el sueño y no cambia el día.
El agua esta fría.
Creo que voy muy lejos.

octubre 30, 2007

¿De dónde llamás?
¿Del último almacén del pueblo?
¿Qué necesidad?
Podrías haber dejado una carta.
O vaciado la casa e irte lejos.
Pero, no. Ese llamado
te trajo de nuevo.
Ahora tengo que matar
al teléfono.
Y ahogarme en sake (que nunca te gustó).
Ya vienen los japoneses con tu padre,
tu hermano y tu tío.
Veo a los samurais de Kioto
que invaden el vecindario y te
secuestran.
Entonces, empiezo a los tiros en el living
escucho sirenas
viene la policía y me lleva.
Les explico de la guerra
de tus ojos de geisha
y no me creen.
Me liberan entre risitas sordas.
Yo me preparo para salir a la noche
a quemar las tintorerías del pueblo.
Todo un patriota.
Ya van a ver.

octubre 25, 2007

Twittersías III

La mujer pestaña
es un vértigo de piernas
en aceites calvos.
Una cometa china
y unos ojos de gato.

octubre 23, 2007

Twittersías II

Autopistas de llovizna
en la costanera de piedras.
Vidas que pernoctan
en zanjas como trincheras.
Disparan con gatillos de palabras
y zapatos de música

sobre una oruga de muñecos
puestos en la ruta
desde hace 50 años.

octubre 22, 2007

Twittersías I (palabras arrojadas al twitter)

Un collage de zapatillas perdidas
liberan sus pies,
cuentan vientres del futuro,
cuelgan en carcajadas.
Junto a la pared de ladrillos huecos.
Bajo nubes de plomogris.

En sones de veinte truenos.
En el cementerio de secoyas.

septiembre 25, 2007

Tema 5: Tu Stonehenge

Es medianoche, y la iglesia
refugia fugitivos del reino de dios
ateos de hijos e hijas
unidos por delgados hilos
de un taller divino.

Allí, te sentaste desterrada,
bendecida en el piso de losa fría,
entre sillas de tiza dibujadas
con la mirada fija
esperando el anuncio del nuevo día.

Tus sueños, rayos de Dante,
urdieron en círculos de fuego,
incendios que iluminaron
como un rito cautivo,
tu destino,
en un caldo de dólmenes
que no duermen.

Stonehenge
corrientes que rompen olas.
Vitraux de sensaciones.

Stonehenge
ruinas de los recuerdos.
El vuelo de las aves.

Pasos cortos y pasos largos.
Amanece cuando vas al reencuentro.

septiembre 03, 2007

Tema 4: Reincidente

Llevaba años sin salir a la ruta.
Hasta esa noche,
cuando llevado por el olvido
empaqué.

Tomé las llaves del auto
y encendí el motor, nuevamente. Como ayer.
El olor era casi el mismo
con un poco más de carbono.

Aceleré. Kms de acero
en soledad perfecta.
Las cenizas desde el cielo caían
sin hacer mella.

Subí al puente de los suicidas
y la miré directo a los ojos, allí estaba,
la doble vía de la vida.

Aferrado al volante,
seguí en mi carril.
Mientras una larga fila se perdía.
Todos de regreso al punto de origen.

La duda fue un segundo.
Ahí ví todas sus formas en una.
Todo el tiempo y el espacio.
Y el futuro y la nada.
Y aceleré.

septiembre 02, 2007

Tema 3: Espejo de palabras (a R. Carver)

Salgo a la puerta a buscar el diario,
como todos los días.
Las noticias son las mismas.
En la cocina, el pan se quema.

El sol juega,
hace muecas de mañana
con tu figura sin nubes.
Sin embargo, hace algo de frío.


Son dos sillas como siempre.
Alejándose en siete vidas.
Yo estuve en la primera.

¿Te acordás de los días en el campo?
¿De tu frasco de luciérnagas?
¿Cuando cantabas entallada en abriles?

Yo entonces no sabía de tristeza.
Verbos sin vida cuelgan
de tu boca.
Y tu mirada se va apagando.

Me pongo de pie.
Respiro con fuerza. Tomo aire.
Te doy un beso.

agosto 30, 2007

Tema 2: Guerreros de Alázar

Ecos dentro de ecos.
Llegados de las tierras de montañas
acampan en el río
refulgen
como odres de bosques sin tala.
Apuestan cabalgatas de acero
los niños,
que vitorean a su paso
a los Guerreros de Alázar.

Ecos dentro de ecos.
Recrean su letanía.
El fulgor de sus escudos.
El reflejo en su frente.
El fragor de sus corceles.

En su nombre
los dioses hacen guardia alrededor.
Los llevan hacia tierras prometidas.
A los encantos perdidos.
A una fonseca de espadas magnas.
A una eterna tradición.

Ecos dentro de ecos.
Labriegos aturdidos
en montes de acechanzas
los ven pasar.
A los 11 guerreros de Alázar.

Regueros de voces asolan los caminos.
De acongojados tenderos a su vera.
Es abril, mes de guerras silenciosas
de naves invisibles, de regresos talentos.

Ecos dentro de ecos.
Los gentiles duermen sueños de retornos.
"Es tiempo",
cantan las canciones.
Allí han sido vistos, años ha.

Música: folk base en Re

agosto 29, 2007

Tema 1: Sueño ámbar (12 canciones )

Sueño en sus ojos de ámbar.
Envuelta en tules de sones cáucasos.
La piel impresionista de laderos
de un esmalte eterno.

Acaricia el viento campanas
despiertan el templo sin rezos.
Las gárgolas bajan de su nido avaras
para beber de tus manos.

Suerte de panes de creyentes
en aguas se abren al partir.
Nadan en tu desierto de voces
cuentos erizados de pesebres.

Soles negros y neones
amordazan tu silencio.
Mieces de sueños galgos
rompen el sinfín de tu mirada.

Un eclipse de ojos claros.
Las emociones del aire.
La lluvia de tu coro esclavo.
Las elipses del amanecer.

Música: arpegios en plan spntt (ok)

agosto 27, 2007

Fantasmas marinos surgidos
de Caracoles Blancos
te festejan en secreto
y escriben tu nombre en el agua
hasta atraparte.

Las olas traen cosas plásticas
botellas, ruedas, gitanas,
anzuelos enredados en nylon,
piedras de todos los tiempos.
No traen tu recuerdo vivo.

Cuando el mar toca tu piel en otro mundo.
Me encuentro sin esperanza.
Sólo el inescrutable azar.

Contra toda posibilidad
aún tengo arena en los pies.


agosto 21, 2007

Una botella vaga,
entre rueda y desrueda
un fardo de western urbano.
Cruza la calle
choca con residuos
golpea el cordón
se detiene.
Me entretengo y la pateo y la pateo.
Se va el último colectivo.
Hacia las fábricas de plástico.
Sigo caminando.
Pienso en esas casas de lona.
En Maradona.
En cuanto falta para el sur.

agosto 09, 2007

Me lleva tres días bajar del dolor.
Eso, sin pastillas.

La escalera infinita del subte
acompaña el anuncio del tiempo
y voy captando en mi columna
vibraciones, como un telépata lumbar de los objetos,
mientras la gente pasa en Fórmula 1
caminando a mi lado.

Las escalones crecen,
las baldosas se expanden
un universo urbano inflacionario.
Stephen Hawking y
mi pequeño Big Bang callejero.
¿Así caminaría Bioy?
Lento con Borges.
Más tiempo para pensar.
Para ver pasar.
Para verse pasar.

Ahí voy, como un muñequito de Gerry Anderson.
O, como un Robocop de civil.
Con toda suerte,
zombi, aún no.
.

julio 12, 2007

Escucho en la radio a Nick Cave.
Canciones desfiguradas,
secuestrándome en la noche.
Hundido en el ombligo de dios
veo la caída de Atenas.
Todos mis rostros guerreros
sueñan su muerte confundidos.
Reproches, cicatrices,
reyes destronados.
Un silencio alla Salinger.
El ahogo de huir.

julio 03, 2007

A matar al enemigo le decían trabajar.
Después, se reunían y buscaban algún comercio
para saquear y tomar cerveza.
Matar y tomar cerveza.
Lo que sorprende es que son profesionales,
empresarios,
periodistas.
Releo a Hannah Arendt:
en el caso Eichman
uno se encuentra con personas humanas
con el tipo de preocupaciones de la gente normal
con la que uno trata habitualmente, y que,
de repente,
en el medio de esa situación de miedo
siguen la consigna que se les da.
El miedo al otro, al que matan,
el miedo
a no pertenecer al grupo dominante,
y no animarse a decir no,
no hago esto.
no hago esto.

Referencia: Inés Weinberg: la jueza argentina que integra el tribunal penal internacional que juzga el exterminio en Ruanda. ‘Un genocidio puede ocurrir en cualquier lugar o momento’.

junio 05, 2007

Esa corte de zánganos con cola
No me deja caminar
Siempre alguno husmeando
Olisqueando el pantalón.
Barriéndome con su rabo.
Parezco la proa de un tren loco
De vagones perros
Que no para de descarrilar,
Repartiendo pulgas políglotas
En cuerpos de circo al azar.
Una jauría boba y callejera
De malabaristas plebeyos.
Yo no sé, o todos los perros me siguen
o es que vamos al mismo lugar.

mayo 30, 2007

El hotel se nos alejaba
entre el desayuno y el sol de espaldas,
la ruta de mierda toda rota,
y la rueda que mordía la banquina
una y otra vez.
Yo mintiendo no-es-nada-no-es-nada
como un kerouac loco de las pampas
en un destartalado renault
comprado a osvaldo soriano
dando saltos en el auto
pensando en golpes de batería
cutracu-cutracu
exigiendo tu coro brujo
hasta desbarrancarnos.
Abrí un ojo, y ví acercarse al gauchito gil
disfrazado de diablo
en su poncho rojo.
Quise decirle salud!,
pero salió sput!, y escupí un diente.
Vos seguiste cantando hasta que llegó la ambulancia.

mayo 09, 2007

Campos de lengas
En plan tolkien
Rojos, bordó, naranjas,
Verdes renuentes bajan
En tropillas de árboles
Hasta llegar a la escarcha
En torno a mi pie.
Una estancia incendiada
Es testigo
Del fin del mundo en otoño.
No hay ruta más al sur
Lo saben las llamas
Que pastan a su vera.
Nubes de negritud negra
Completan la cinta de asfalto rota
En el horizonte.
The Rolling People
Sin señal en los celulares
Yendo y viniendo en el puente colgante
A punto de caer en el río helado.
Un viejo arado abandonado
Protege a la antena satelital
De las piedras que arrojan
Las ruedas del auto.
El patriarca de los bosques
Eleva sus brazos desnudos, añejos,
En ramas de las que penden
Gélidas babas vegetales
De pequeñas hojas musgosas.

abril 17, 2007

Fui yo.
Sí.
Fui yo.
El que bajó la persiana.
Cerró la cortina.
Puso la llave por fuera.
Y se marchó.
Ni siquiera le habías puesto
combustible al auto.
Debí imaginarlo.
Lo dejé donde el motor
trancó.
El motel esta bien.
Salvo el fuerte olor
a orín de gato en el pasillo.
Me recuerda a tus zapatos.

abril 12, 2007

Supongo que te resultó extraño
que siguiera hablando y hablando.
Primero, pareció excitarte
eso de las galaxias lejanas,
los agujeros negros,
y las supernovas.
Pero después... te aburriste,
cambiaste el peinado,
pisaste nuestro escarabajo,
y me dejaste silbando al paso
cada luna del mes.
Cuando pasaron las estaciones
y contaba uno en uno
los granos de arena,
volviste, con voz gitana,
por una oportunidad sin alas,
de puro lobo estepario.
Me insiste el recuerdo de esa noche.
Decepcionado.

abril 04, 2007

¿Quién demonios se carga a los bateristas de rock?
Apocalipsis bat.
Ahí los tenés un día, pegando palo y palo,
dalequedale,  cutracu-cutracu-cutracu,
detonando carteles "silencio es salud"
demoliendo brazos y piernas elegantes
cabalgando en hordas el terremoto.
Hasta que un día,
s
acan sus pasajes
se toman el olivo
y nos dejan sus discos.
Keith Moon, Bonham, Powell,
el viejo Moro.
Los vuelvo a escuchar, el oido afiebrado,
meta cutracu-cutracu-cutracu,
cuando pasan con sus caballos
y la mesa se parte en dos.


Nota. Siguen cayendo bateristas:
Rubén Basoalto, baterista de Vox Dei, (03/11/10)
Gonzalo Farrugia, baterista de Crucis, (09/01/09)
Toto Rotblat, percusionista de Fabulosos cadillacs, (29/03/08).
Ola Brunkert, baterista del grupo sueco Abba, (16/03/08).
Daniel Wirtz, baterista de Spinetta y Páez, (05/02/08).
Buddy Miles, de la banda de Hendrix, (28/02/08)
Max Roach, baterista de jazz, creador del bebop, (19/08/07).

marzo 26, 2007

En el tren del oeste
pasajeros de rostros tajeados como asientos
cocidas sus vidas con lienzo
como un casino de pobres en movimiento
apuestan sueños desdentados
cuando acarician sus niños
de impecables guardapolvos blancos.

febrero 28, 2007

Primero,
pensaste en tu red bonita.
Una cena de rubí
y hasta una moto de ruta.
Después, urdiste el plan.
Tu voz de Ella Fitzgerald
en los bordes.
Tu gemido Etta James,
para el camino perdido.
A la hora señalada,
apuntaste, y, ¡bang!
El rostro asustado,
secuestrado de placer.
Mi cuerpo estallado por todos lados.
Y allí bailaste.

enero 05, 2007

Anémonas golfas como grillos gigantes
Vuelan contra el silencio de la noche
entre pastillas blancas de tequila
y una ola de mil metros de alto.
Pasan cientos de horas,
el mar desciende
Y los monstruos se convierten en libélulas.