agosto 17, 2018

Vendiste la entrevista
Para verme otra vez.
Eso pensé.
Cruzaste la puerta
con un cierto temblor
envuelto
en tu sonrisa seria.
Bienvenida a casa, no dije.