diciembre 26, 2007

Sus piernas galácticas dibujando tijeras.
Esas columnas jónicas doradas.
Sus rodillas ascendiendo cada día.
La sonrisa abriéndose
en su almacén.
El incendio eterno en su falda.
Cuando le cuenta a su detective.
Como un gato en sus ojos.

diciembre 21, 2007

Un perro de porcelana
en la vidriera
me sorprende con tus ojos.
Así te ví la primera vez.
Un eco de jade me llama a cruzar la calle.
Frente a la tienda de antigüedades.
Entre jarrones chinos que florecieron.
Biombos de laca que te ocultaron.
Doncellas en los cuadros que
se sonrojaron por tu presencia.
El piano Steinway inició su vals.
Y el carrousell giraba mareado.
Eché andar con el perro de jade.
La vidiera rota detrás.
Hoy duerme a mis pies
con los mismos ojos.

diciembre 11, 2007

Una mujer húmeda en tierra muerta.
En la zanja vestida de trinchera.
Entre carrouseles de deseos.
Abismados sus héroes y fantasmas.
Abre las cortinas, las despeja
para que entre quien quiera entrar.
Para viajar a la isla del guiño de luz.
Mientras diseña crucigramas que salvan vidas.

diciembre 10, 2007

Tema 6: Blues de entrecasa

Bajo de mi cama en cueros
sin saber qué día es.
Entro al baño y me ducho
como cada mañana.
El frío del agua me traiciona
y el cuerpo me denuncia.
Las toallas húmedas
un viejo pantalón.

Quiero escuchar música
en la radio de silencio.
La batería desaparece
con tu recuerdo en el éter.

No veo muy lejos.
Miro por las hendijas.
Que consigo abrirle a la vida.

El agua esta fría.
No voy muy lejos.
Siempre detras del día que inicia.

A buscar su sentido.
A recordar y olvidar mi nombre.
Entre autos, oficinas, carteles que caen.

A correr en la calle.
Donde buscarte.

Llego a casa
y abro la ducha como cada noche.
El agua rebota en la cortina
y salpica a mis pies.
Cambia el día y no cambia el sueño.
Cambia el sueño y no cambia el día.

El agua esta fría.
No veo muy lejos.
Cambia el día y no cambia el sueño.
Cambia el sueño y no cambia el día.
El agua esta fría.
Creo que voy muy lejos.